domingo, febrero 19, 2006

De vuelta en casa.
Si, nuevamente estoy en mis tierras natales, y no en ese "país aparte" que es la provincia de Corrientes.
El viaje fue bastante largo a la ida, pero como siempre se dice, fue corto a la vuelta. La pasamos muy bien en toda la travesía y quería agradecerles especialmente a Koni y a Viko por ayudarme a llevar mi amplificador, el cual es bastante pesadito jejeje.

La travesía comenzó el sábado 18 de febrero a las 14:15 de la tarde, cuando llegué a la plaza y me encontré con Koni, Viko, Pablo y el Zapa. Nos llevamos un gran susto mientras esperábamos a mis otros compañeros de banda (Juanky y Fredy), cuando Viko y el Zapa se fueron a comprar una gaseosa y llegaron unos policías armados :S. Uno de ellos comenzó a hacernos preguntas, y se las contestamos bien mientras nuestros corazones latían al ritmo de una doble pedalera en un tema de Nile. Afortunadamente la situación no llegó a mayores y el señor policía nos dejó tranquilos y no nos revisó ni nada... sin embargo, los llevaron esposados a dos que estaban tomando vino o cerveza cerca nuestro, en una de las mesitas.
Al fin llegaron Juanky, su hermano Santi y Belén al punto de reunión a eso de las 15; ahora faltaba Fredy, que al rato llegó con Alejandra o "Alex" como nos dijo ella :P.
El cuñado de Fredy no nos pudo ir a buscar en la trafic, así que toda la tropa partió en el legendario colectivo "Chaco-Corrientes". Una vez arribamos a la ciudad vecina, caminamos hasta tomar el colectivo que nos llevaba al camping del "riacho"... bueno, al Puente Pexoa o Pesoa (en un cartel allá vimos escrito "Pesoa"... y sí, algo así se escribe... además, "Pexoa" suena muy azteca para estas tierras como decía yo jejeje) .
Ese colectivo dio muchas vueltas hasta que llegamos a destino. Pero una vez llegamos, nos esperaba una caminata de 1km de distancia hasta el lugar del recital... si, el colectivo no llegaba exactamente hasta allá; así que nos avastecimos en el kiosquito de la entrada y partimos.
Ahora bien, en un momento dado, Juanky me dice: "pedile a tu dios Thor que nos envíe algo de viento fresco"... y yo no pensé en nada, pero no sé si fue Thor, Odín, algún Aesir o Vanir, o Cernunnos, Mannaman o alguna otra divinidad europea precristiana, pero de repente se acercaba una especie de colectivito... al cual juanky le hizo seña en joda mostrándole su pierna y el tipo paró. Gracias a "Bigote" o "Mostacho" llegamos sin esforzarnos rápidamente hasta la entrada del lugar... y lo mejor de todo es que no nos cobró nada :D... BIGOTE, NO CREO QUE ALGUNA VEZ EN TU VIDA LEAS ESTO, NO CREO QUE SEPAS USAR INTERNET O UNA PC... PERO SI LLEGÁS A VER ESTE BLOG PEDORRO, UN ABRAZO LOCO Y TE DESEO LO MEJOR, MIL GRACIAS POR ACERCARNOS HASTA AHÍ!!!.

Bueno, continuando con el relato, llegamos hasta allá y con Koni, Viko y Pablo fuimos a comer empanadas, para después tomar una refrescante "Cabalgata". Antes de eso fuimos rápido a ver las remeras y los cd's que vendían los porteños.
Volvimos al campamento y después fuimos a escuchar las bandas... habrían sido entre las 20 y las 20:30. "Paganos" nos rompió la cabeza... una excelente banda de metal extremo; les deseo todo lo mejor y espero que vuelvan pronto a estas tierras.
Las bandas se fueron sucediendo, hasta nos asombró algo que dijo el cantante de una banda porteña, "Predador", cuando se refirió a los sonidistas de esta manera: "dejen de romper las pelotas con el sonido la C.... de la lora, es una falta de respeto, ¿no ven que estamos tocando?, ¡por favor!". Y en efecto, los sonidistas se mandaron muchas macanas porque como no terminaban de equalizar cuando las bandas conectaban las cosas, seguían probando mientras tocaban. Perdonen muchachos... pero son unos sonidistas crotos, aunque todo bien :P.
El cantante de Predador también se quejó contra la organización del recital, cuando acotó: "loco, porqué no nos ponemos las pilas y les facilitamos un poco las cosas a las bandas que recién comienzan, eh?, nosotros y todos los que tocan hoy acá comenzaron así también, pero parece que hay mala onda y se hace todo lo posible para que todo les salga mal. Cuesta ganarse los laureles, hay que empezar de abajo, pero hay que ayudarlos también.". Eso simplemente nos copó.

Tuvimos que pedirles un amplificador prestado a la gente de Forjador, de Goya (excelente banda de heavy metal clásico), para nuestro otro guitarrista, el Zapatero. Los muchachos de Forjador se acordaban de nosotros, (en realidad de Juanky y del Zapatero, quienes fueron a pedirles el aparato) porque les habíamos (yo :P) prestado un amplificador y un pedal de distorción para guitarra.Fue así que reaccionaron excelentemente facilitándonos el equipo sin problemas.
También tuvimos que pedirle la doble pedalera al señor baterista de Noxa (death metal) Pablo Arancibia, quién también no tuvo problemas y nos la otorgó.
Quiero agradecer sobremanera a la gente de Forjador y a Pablo Arancibia de Noxa por facilitarnos sin problema los "items" que necesitábamos urgentemente y que algunas personas, miembros de una conocida banda de corrientes capital no nos prestó (en el caso de la pedalera de la batería), como nos prometió que iban a hacer. Pero bueno, ya vamos a tener todos nuestro equipo completo algún día, y ya vamos a crecer como banda.

Lo peor llegó cuando tocamos... sonó horrible... creo que fuimos la banda que peor sonamos. El sonido nos jugó una muy mala pasada. El escenario B era una porquería y la organización no ayudó (perdón si sueno muy directo, pero fue así), aparte de que el sonido era asqueroso... según escuché, casi todas las bandas que tocaron ahí se quejaron. Pero bueno, nada más tenemos que pagar el derecho de piso no más, como en todos lados.
Si bien quedamos bajoneados por esos inconvenientes técnicos, nos copó la actitud de la gente, que nos hicieron un gran aguante al saltar un poco y pedir que toquemos covers de Manowar y un tema nuestro que se llama "La Ira de Conan", aunque los de la organización dijeron que ya no teníamos tiempo. Quiero agradecerles a esa gente por apoyarnos y seguirnos siempre, acá en el Chaco y como ví, en otros lugares como en Corrientes; a todos ellos, un fuerte abrazo, ya que el metal sigue vivo gracias a gente como ellos.

Bueno, después de tocar estuvimos un rato en la cantina, hasta que comenzó a tocar una bandita de Corrientes cuyo nombre no sé. Nada más sé que eran una muy buena banda de power metal, y hacían covers de Stratovarius (Black Diamond y Stratosphere) y Rata Blanca (La Leyenda... y Guerrero del Arco Iris).
Después de ellos subió al escenario la gran banda porteña "Patan"... que nos copó a todos, fue excelente. Todo sonaba perfecto y no había errores... hicieron covers de los temas "The Trooper" de Iron Maiden (junto con Walter Meza de Horcas) y del tema "Painkiller" de Judas Priest.
Finalmente tocó Horcas y también estuvo excelente, todo salió muy bien.

Supongo que el recital habría terminado a las 6 del domingo, y cuando nos estábamos yendo, lo vimos al cantante de Horcas, Walter Meza, solo y firmando algunos autógrafos. Así que fui a saludarlo, porque no tenía nada para que me firme (aunque después me dí cuenta de que sí) y el tipo se mostró muy contento y amable por esa actitud mía. El diálogo fue más o menos el siguiente:
yo: ehh loco, yo te quiero saludar no más porque no tengo nada para que me firmes.
Walter: y esa es loco, esa es. (ahí le dí la mano y después un abrazo... pensé que iba a estar todo mojado y maloliente, pero fue todo lo contrario).
yo: esta es la segunda vez que los veo acá en Corrientes, yo soy de Resistencia, la otra vez ya los ví cuando vinieron acá...
Walter: si, eso fue en la cancha, hicieron el aguante a full allá flaco, eh?, bueno nos vemos.
Y Walter se fue... me copó ese encuentro. Su rostro lucía arrugado y marcaba el paso de los años, y su voz sonaba cansada, ronca y débil a causa de que estuvo cantando.
Al fin salimos del lugar del recital y fuimos caminando 1km para que nos encuentre la trafic del cuñado de Fredy. Eso fue muy cansador y comenzaba a hacer calor. Hasta que llegó el salvador y comenzamos de verdad el viaje de vuelta, que como dije antes, fue mucho más corto.
El Móvil nos fue dejando de a 1 en los destinos que le indicábamos. Me dejó en Castelli y Colón, y el Zapatero se bajó conmigo y me pidió agua fresca (Grande Zapa!!!:D). Entré en mi casa y mi viejo me miró sin decir nada con su siempre feliz semblante de seriedad yugoeslava. El Zapa se fue, y por fin pude dormir...

Así termina este gran relato. Espero que les haya gustado. Traté de que no se me escape nada y al mismo tiempo de resumirlo lo más que pude.